(+57-1) 508 56 45 / (+57-7) 652 10 20 / Soporte Técnico: 01800 0180 421 Ext. 105 info@pensemos.com

Este papel en blanco, que ahora es pantalla,  antes recibía los golpes de los tipos de la máquina de escribir, exigía del mecanógrafo el uso de la fuerza y energía de los dedos, transmitiendo según la velocidad y el volumen de los golpes la psicología o el momento del escritor.  Hay escritores que no abandonan su vieja máquina, otros siguen acariciando los cuadernos y poniendo el ánimo en la caligrafía, garabaticos que llevan el alma o simplemente hacen memoria de lo que fue o de lo que queremos que sea.

Escribir las experiencias es seguir hilando y tejiendo en ese gran telar del quehacer humano, que en su maligno accionar muchas veces destruye en un instante lo que la vida lleva perfeccionando  por cientos de miles de años, para otros lo que el gran creador hizo por su infinito poder, por su absoluto arte.   Pero cuando se encuentra inspirado el buen corazón humano, de nuevo se suma al flujo armónico de la existencia y se eleva hasta lo más bello, pone la nota alegre, organiza el caos, lleva las causas adelante.

En Pensemos, ahora desde su blog Pensemos + haremos de la experiencia de cada entrevistado un hilo del tejido organizacional en donde su historia cuenta, suma, teje con otras historias un mundo de emprendimientos, que como sugiere Fidel, debe estar acorde con el bienestar humano y planetario, y como Olga nos muestra se puede hacer con el mayor respeto, el mejor trato, permite tejer al feo, al cojo, al viejo, y como Fabiola expresa abre un campo de oportunidad para las mujeres que quieran tener la batuta, y como Oscar nos contó puede hacer del directivo alguien relajado, que quizá maneja y conduce las tensiones del equipo.

Bienvenidos al mundo de la organización según Fabiola, Fidel, Olga y Oscar, dos mujeres, dos hombres, dos con F y dos con O.  A mí me agradó mucho hablar con ellos y ver la pasión de sus emprendimientos, pero luego me di cuenta que al pararles bolas y querer llegar al corazón de su experiencia hacía tantas muecas que ahora estoy revisando para corregir, en aras de no asustar a los entrevistados y seguir tejiendo la mochila organizacional con 1.000.000 de experiencias más.

De nuevo Bienvenidos!