(+57-1) 804 84 49 / (+57-7) 652 10 20 / Soporte Técnico: 01800 0180 421 Ext. 105 info@pensemos.com

El conflicto armado interno ha azotado a Colombia por más de 52 años. Durante este tiempo ha transformado nuestro país económica, social y culturalmente. La guerra nos ha unido y nos ha dividido.

El triunfo del NO en el plebiscito es un escalón más para lograr la Paz que tanto necesita Colombia. La desinformación es el arma más peligrosa contra esta meta, y por eso hemos analizado miles de datos históricos del conflicto; para que cada Colombiano lo analice, entienda y siga apoyando la Paz!

Desde 1960, se calcula que han muerto más de 220,000 personas como consecuencia de la guerra. Dentro de este periodo, los últimos 30 años han sido los más violentos, debido principalmente al financiamiento de la guerrilla por el narcotráfico. En el periodo entre 1986 y 2012, hubo 90,441 victimas, de las cuales 39,059 fueron secuestrados, 10,204 victimas de minas antipersonas, 1,555 de atentados terroristas, 11,751 de masacres, 23,161 de asesinatos selectivos y 4,711 en ataques a civiles.

Al analizar estos números dentro del territorio nacional, podemos ver que en los años más sangrientos del conflicto, Antioquia es el departamento más golpeado por la violencia, con casi 4 veces el número de victimas que el segundo departamento: Cundinamarca.

Si comparamos el mapa de víctimas con este de densidad poblacional del 2012, podemos ver que los departamentos más afectados por número de habitantes son Cesar, Magdalena y Meta, mientras el Valle, Bolivar y Arauca han tenido pocas víctimas relativas a su población.

Teniendo en cuenta esto, vemos que aunque Antioquia y Cundinamarca son los departamentos con más victimas, los mayores afectados son los departamentos de los llanos y la costa Atlántica, que con un pequeño porcentaje de la población aportan muchas víctimas al conflicto.

Analizando el presupuesto de defensa en los últimos 30 años, vemos que ha oscilado entre el 2 y el 5% del PIB, una cifra altísima en un continente con un promedio menor al 2%. Hay que considerar que Colombia es el único país en guerra del continente, pero este gasto es mayor al de cultura, deporte y empleo juntos.

 

El aumento de este presupuesto ha sido bastante constante con el tiempo, con un gran salto en el 2008, y después en el 2012. Lo impresionante es que en el 2003 y 2006, este gasto superó el 4% del PIB, una cifra que no se ve ni en Estados Unidos, que actualmente invierte un 3,6% en defensa.