(+57-1) 804 84 49 / (+57-7) 652 10 20 / Soporte Técnico: 01800 0180 421 Ext. 105 info@pensemos.com

Hemos visitado en su oficina a Oscar Mauricio Rey Vesga, asesor de REDCOL, Red de Instituciones educativas, cliente de Pensemos S.A. y hemos hablado de la estrategia organizacional vista como un tejido en el que los hilos humanos de las ideas, los planes y las acciones se cruzan y constituyen la mochila del bienestar social.

Le he regalado a Oscar una mochila del pueblo indígena U’wa y el la ha recibido con la impresión de que Pensemos siempre comparte cosas muy simbólicas y ha dicho que esa mochila se teje con las fortalezas y debilidades que todos tenemos, como en su caso, uno de los aportes que la hace a REDCOL consiste en ser una persona relajada.

Javier:  Le regalo esta mochila y a partir de lo que significa tejer la mochila de las organizaciones  me gustaría que usted me cuente ¿qué es REDCOL, cómo se ha tejido?.

Oscar:  REDCOL nace de un proceso estratégico que hacemos desde el colegio Nuevo Cambridge, en Bucaramanga, allí llega un momento en que empezamos a sentir que habíamos crecido, cumpliendo todo lo que habíamos soñado 5 años atrás, de tener buenos resultados académicos, económicos, tener buena cantidad de estudiantes, de estar posicionados en el ICFES en una posición en donde nos sintiéramos cómodos, de tener un modelo que ya otros colegios nos empezaban a preguntar oiga ¿ustedes qué están haciendo para que la gente quiera tener a sus hijos en este proyecto?  Entonces desde la Junta Directiva se define hacer un proceso estratégico con una compañía que se llama Yuma Holding y ellos a través de charlas que tuvimos nos dejaron ver que un proyecto  de este tipo se podía llevar al resto del país. Empezamos a identificar esos elementos que nos han hecho exitosos; un modelo académico muy sólido, un colegio de acceso en el sentido en que no es un colegio de élite, es un colegio en el que todo el mundo tiene posibilidad de entrar, es un colegio en el que nosotros no hacemos discriminaciones de ningún tipo, un colegio en el que nuestros estudiantes se sienten muy contentos de ser colombianos aún teniendo currículo de inglés internacional, pero los estudiantes se sienten recolombianos, y ahí nace la idea de crear una organización que se dedique a diseñar, administrar, crear y ejecutar proyectos educativos que tengan esos elementos afines de los que le he hablado, de proyecto, de acceso, de calidad y de instalaciones físicas, que se me había olvidado hablar de ese elemento, de unos servicios asociados que le permiten al estudiante ser parte del colegio no solo hasta las 3 de la tarde sino que las 24 horas ellos se sientan estudiantes Cambridge y ahí nace REDCOL, entonces se invita a una serie de personas amigas del colegio, como de la familia y los invitamos a ser parte del proyecto, la gran mayoría de esas personas tienen experiencias relacionadas con la educación y ahí empieza el proceso, digamos, de definir qué íbamos a hacer.

Javier:  ¿Hace cuánto nació REDCOL?

REDCOL existe hace dos años, es una organización muy joven que tiene la experiencia de 40 años atrás del colegio nuevo Cambridge, pero como administrador de proyectos educativos es una organización muy joven, digamos que es como si hubiésemos cogido el primer hilo de esta mochila y empezamos a tejer, a tejer y a tejer.  Nos hemos encontrado con muchos aprendizajes de lo difícil que es administrar a larga distancia, de lo que es entregar a terceros responsabilidades que antes estaban en nosotros , empezar a pensar en sistemas de información robustos que nos permitan tomar decisiones en los tiempos apropiados, llegar a mercados, hoy tenemos presencia en Cali, en Bogotá; en un par de meses vamos a tener presencia en Medellín, y ahí tenemos que entender cómo son esas culturas, ellas mismas, entender que son distintísimas a la cultura santandereana.  Ha sido un proceso de aprendizaje bien interesante para todas las personas que trabajan aquí para REDCOL.

Javier: ¿Cómo ha sido el proceso de conformación del equipo humano y su cultura organizacional?: Nosotros en colegio Nuevo Cambridge habíamos crecido mucho en tamaño de gestión directiva, entonces digamos que director de mercadeo, teníamos director de talento humano, director de compras. Para conformar este equipo dijimos nosotros nos creemos buenos administradores entonces lo que hicimos fue coger esas personas que estaban en colegio Nuevo Cambridge que no hacían parte del colegio entendido como la enseñanza y no las trajimos para acá, entonces nos trajimos no solamente la experiencia, el conocimiento sino también  nos trajimos de alguna manera la cultura institucional y es la que hemos tratado de llevar a los otros colegios, la primera experiencia fue la compra de un colegio en Cali que hoy se llama colegio Nuevo Cambridge y por ejemplo la rectora de ese colegio fue la directora del High School del nuevo Cambridge y fue la persona que junto con el rector implementó todo el programa internacional de Cambridge y en eso lleva un año larguito, hemos sido muy flexibles aún a sabiendas de que podemos golpear el colegio Nuevo Cambridge al poner personas claves en cada uno de los proyectos que buscamos desarrollar.

Javier:  Bueno y en todo eso ¿cuál ha sido la importancia de tener la Suite Visión Empresarial?

Definitiva y especialmente este semestre que fue cuando arrancaron cantidad de proyectos, la necesidad de información oportuna, es lo que nos ha hecho repensar la suite, nosotros la compramos hace 5 años para el colegio, yo creo que hace 5 años no teníamos tanta urgencia de tener información oportuna para la toma de decisiones porque era una sola organización y una organización que usted estando físicamente allá la sentía, así como cuando usted siente que las cosas están bien o no están bien, yo creo que eso nos sucedía de alguna manera allá, pero nos venimos para estas oficinas estamos lejos del colegio, lejos de los demás proyectos entonces necesitamos basarnos en los hechos, en los datos, en la información que los colegios nos proveen para poder tomar las decisiones oportunas y ahí es donde radica la importancia de la suite y como soporte nosotros empezamos a repensar los sistemas de información que tenemos,  que nos respondan a la necesidad de información, entonces,  el sistema de información contable, el sistema de información de estudiantes, el sistema de relacionamiento con clientes y decir, oiga lo que tenemos hoy nos sirve para ese desarrollo futuro y en eso estamos hoy, mejor dicho usted me pregunta y las últimas dos o tres semanas hemos empezado a hablar de esos temas de forma tal que podamos integrar todos los sistemas de información que nos provean información que sea absolutamente útil para la toma de decisiones.

Javier:  Y cómo van en eso, siente que en este momento ya hay capacidad de reporte, ya está instalada la cultura de llevar la información para que esté oportunamente?

Oscar: No.

¿qué falta, cuál es la dificultad?

El acceso a los sistemas de información, digamos que si nosotros necesitamos algún dato entonces tenemos que llamar a tres personas y que tengan que empezar a construirla y la bajen de la contabilidad y la pongan en un Excel y en el Excel pongan una serie de filtros, no es un click, no es yo quiero que me combine esto con esto y esto póngamelo en una grafiquita de pait con colores, eso no existe.  Una de las grandes problemáticas por las que a nosotros nos ha costado tanto trabajo hacer la implementación de un sistema de tableros de control o de los mismos indicadores, aún teniendo procesos de calidad desde hace más de 5 años, es que no es fácil romper esa cultura de alguna manera informal y pasar a basarla en sistemas de información exclusivamente.

Javier:  Hablemos por ejemplo del módulo reuniones que usted me comentaba.

Ejj, empezamos y cuando usted ya tiene 5 o 6 proyectos andando, no se puede gastar 5 horas en una reunión para una sola de esas sedes, entonces empezamos a ver la necesidad de hacer reuniones mucho más rápidas, mucho más eficientes y eficaces y todos los calificativos que a usted se le ocurran, que tenga una hora de inicio, que tenga una hora de final, que tenga un orden del día, que haya unos compromisos con unas personas responsables, eso muchas veces quedaba de manera informal, cada persona tenía que anotar lo que tenía que hacer, pero si se me olvidó, si salí de la reunión y me ocupé en otras cosas, entonces empezaba a quedar en el aire.

Javier:  Pero hablando de nuevo de la cultura organizacional y del producto Visión, ¿usted siente que se logra que todos tengan una visión de la realidad, la famosa visión compartida? Qué momentos se viven en esa intención de que la visión sea de todos.

Es una pregunta difícil de contestar pero de pronto hace 5 años no se veía tan así, yo creo que hoy empieza a hacerse necesario, mi tarea por ejemplo es convencer al resto del equipo directivo que es necesario, entonces yo me convenzo, me lleno de argumentos y llevo la propuesta a los directivos y posteriormente a la junta decirles necesitamos  volver a hacer un proceso de reimplementación de estos y estos sistemas de información, el de ustedes no es el único, estamos pensando en reimplementar todos, repensarnos y rehacernos completamente, de forma tal que cada vez sea más fácil llegar a esa visión como organización.

Javier: Ahora vamos a hablar de lo local, de lo que significa ser empresario en Santander. ¿Qué características ha encontrado usted en ese camino de hacerlo acá, de ser empresario acá?

Yo pienso que ser empresario per se es difícil porque se requiere mucha constancia, no siempre es fácil ser constante cuando a uno se le atraviesan problemas, se requiere dinero comparado con otras culturas y otros países, no simplemente con una buena idea de negocios uno se convierte en empresario, entonces se necesita tener acceso al dinero, necesita tener unas habilidades que varían dependiendo del tipo de negocio y el tipo de cliente y el tipo de mercado al que uno quiera llegar, pero en términos generales uno lo podría resumir en eso, como en constancia, en hacerse acompañar de un equipo de calidad, en enamorarse ciegamente de lo que uno hace, en no dejarse vencer de los obstáculos y en estar dispuesto a embarrarla las veces que sean necesarias para llegar a ese fin último, son muy pocos los casos en los que en el primer intento usted le pega, eso no es tan fácil.

Javier:  Dentro de la historia organizacional está el tema de lo piramidal y lo horizontal, por decir algo, en Goggle las personas deciden a qué dedicar el 20 % de su tiempo laboral, cómo ubica usted a Redcol dentro de esos esquemas, ¿es piramidal, horizontal, es parecido a Goggle?

Digamos que ese tipo de culturas requieren un proceso mental que no es el de la cultura latinoamericana; puede que en Goggle existan latinoamericanos que se hayan metido en esa cultura pero nosotros todavía estamos muy pegados al horario, a estar aquí en la silla, se piensa que ojalá entre más me extienda en mi horario laboral es porque mejor estoy haciendo mi tarea, sin embargo la política aquí es, si el horario es hasta las 6, a las 6 apagamos aires, empezamos a apagar luces y váyanse para la casa, no pasa con todo el equipo pero creo que aún nos quedamos en esa estructura un poco piramidal, de pronto si extendida hacia los lados, pero donde de todas formas uno tiene presidentes y directores y coordinadores y jefaturas, yo creo que no hemos evolucionado hasta allá, si estamos aprendiendo a soltar información y decisiones que nosotros estábamos acostumbrados a que era exclusivamente nuestra, para entregarle más a los proyectos porque finalmente estamos por fuera de la ciudad y no podemos mandar sobre si se sirvió el café a la hora que era, si se hizo aseo a los campus deportivos, eso tiene que darse in situ.

Javier: ¿Es usted un empresario relajado?

Soy el único relajado de la familia.  Creo que nosotros somos capaces y estamos en el proceso de aprender a entender nuestras fortalezas y debilidades para que como familia empresaria podamos alinearnos y tener una visión clara, estamos en ese proceso de poder mezclar bien esas fortalezas y debilidades que tenemos como seres humanos.